¿Qué está pasando en la Asistencia Virtual?

¿Qué está pasando en la Asistencia Virtual?

Estoy suscripta a las actualizaciones de varios sitios y blogs en los que se habla de Asistencia Virtual y debo decir que muchos de ellos no registran casi actividad, incluso reconozco que el mío tiene un ritmo de publicación muy bajo, lo cual puede llevarte a preguntar ¿qué está pasando en la Asistencia Virtual?

Como hormiguitas

Que haya poca actividad en los blogs de las Asistentes Virtuales no significa que no estemos ahí. Al contrario: ¡estamos muy ocupadas!

Mientras escribo esto, vino a mi mente la imagen de un hormiguero que, cuando se rompe su pared, deja al descubierto miles y miles y miles de hormiguitas, corriendo rápidamente en todas direcciones, cada una con un rol bien definido dentro de su comunidad.

Como miembro del grupo VA Bureau Red, puedo asegurarte que es cada vez mayor el número de VAs que, desde diferentes partes del mundo, estamos trabajando en red para prestar todo tipo de servicios, como hormiguitas.

Una solución a tu problema

Cada vez más, los dueños de pequeños negocios se acercan a nosotras en busca de soluciones económicas y prácticas, una salida para determinado problema que los abruma o los supera.

Dado la gran variedad de especializaciones que tenemos, damos soporte a la mayoría de los sectores de actividad económica.

Las Asistentes Virtuales somos aliadas estratégicas de nuestros clientes, somos proactivas y eficientes, a la vez que responsables y cumplidoras.

Se trata de aunar esfuerzos para sacar el negocio adelante. Ambos: el del cliente y el de la Asistente Virtual, porque las Asistentes Virtuales, como dueñas de nuestros propios emprendimientos, no estamos al margen de la crisis que se vive a nivel mundial y podemos dar fe de que las cosas están difíciles. Sabemos lo que hacemos.

¡La Asistencia Virtual es una actividad creciente!

 “Contratar a una Asistente Virtual es caro”

Muchos vienen ya con el concepto previo de que contratar una Asistente Virtual es un servicio “caro”. Esto es relativo, porque es algo que no se puede medir en términos de dinero, sino en el valor que una VA puede aportar a un determinado negocio.

El hecho de poder contratarnos por hora o por proyecto te permite estructurar e ir escalonando los costes (algo muy importante, sobre todo, al comienzo de cualquier proyecto).

Muchos empresarios comienzan contratando un pequeño paquete de horas o un trabajo puntual “para probar” y luego van incrementando la colaboración.

Una de las frases que más me gusta oír, en ese momento, es “¿Por qué no lo hice antes?” 🙂

Cuidado, porque delegar es adictivo

Una vez que has establecido esa relación de confianza que te permite saber que tu Asistente Virtual está en el backstage de tu negocio, realizando esas tareas que te resultaban tan engorrosas, verás que el tiempo del que dispones y la sensación de libertad compensan ampliamente lo que pagas por estos servicios.

Y seguro repetirás, o encontrarás nuevas tareas que delegar para poder dedicarte al core, al eje principal de tu negocio.

No temas consultar: yo creo que te vas a llevar la agradable sorpresa de encontrarte con una persona dispuesta a darte respuestas a la medida de las necesidades de tu propio negocio en particular, que habla tu mismo idioma y puede convertirse en una pieza muy importante en tu engranaje.

Si te ha gustado el artículo por favor, utiliza los botones a continuación para compartirlo:

Deja un comentario