La comunicación empresarial, tarea especializada

La comunicación empresarial ya no es lo que era

Comunicación empresarialHoy en día, con un público cada vez más amplio y de variados gustos y necesidades, que puede encontrarse tanto a la vuelta de la esquina como en cualquier lugar del mundo, la presencia en la web y la utilización de las herramientas de Internet es fundamental. Pero… ¿estás preparado para este desafío?

Se acostumbra decir que la clave del marketing contemporáneo está en la focalización y el diálogo con el cliente. En realidad, no sólo con el cliente: también con la comunidad, ya que los consumidores actuales se preocupan mucho más que los de generaciones anteriores por cuidar el estilo de vida y el ambiente locales y prestan atención a la forma en que son producidos los artículos que adquieren.

Por eso, el ejecutivo contemporáneo debe estar preparado para mantener una comunicación efectiva con los clientes, la comunidad, la prensa, funcionarios gubernamentales y líderes de la comunidad, en forma personal o a través de las herramientas de Internet: el sitio web empresarial, boletines, videoconferencias, correo electrónico o chat.

Casi nada, ¿no es cierto?

Sobre todo si tienes en cuenta las 95 ácidas tesis del “Manifiesto Cluetrain”, muy popular entre los usuarios de la red, que contiene reflexiones acerca de la relación entre las empresas y los clientes y el poder de éstos últimos en la web 2.0, como por ejemplo: “No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo»

Si bien todos podemos comunicarnos y la mayoría de los gerentes o ejecutivos puede desarrollar sin problemas las habilidades imprescindibles, preparar y mantener la comunicación empresarial con los clientes y diversos públicos es una tarea que puede necesitar atención especializada.

Específicamente en relación con Internet, no todo es cuestión de los realizadores del sitio web o las herramientas de gestión como centrales de comercialización y comunicación. Hoy en día, cualquier empresa, grande o pequeña, necesita tener un sitio web, un conjunto de micrositios y múltiples canales de mercadeo, a fin de gestionar adecuadamente su marca y llegar a la meta: colocar sus productos, ser rentable, satisfacer las necesidades de sus propietarios, clientes y colaboradores.

Por ejemplo: el sitio web debe estar disponible en diferentes idiomas; se debe mantener comunicación por medio de diversos canales; la información debe estar siempre actualizada, personalizada, buscando nuevas técnicas e ideas innovadoras ya que en la actualidad el público está inmerso en un torrente de imágenes e informaciones que lo saturan (se calcula que los habitantes de las ciudades están expuestos a unos 2.000 estímulos diarios de publicidad y comunicación, de los cuales sólo recuerdan una ínfima parte).

¿Te sientes un tanto agobiado por esta responsabilidad?

Quizás sea el momento de pensar en pedir ayuda. En este sentido, un/a Asistente Virtual (VA) puede brindar una inestimable colaboración, con las ventajas de su profesionalismo e idoneidad y la frescura de las ideas nuevas que puede aportar. Una VA, desde el punto de vista de las habilidades comunicacionales, está capacitada para:

  • preparar presentaciones dinámicas, modernas,
  • preparar cursos o material didáctico,
  • realizar transcripciones y/o traducciones,
  • personalizar contenidos,
  • reutilizar contenidos y crear otros nuevos,
  • coordinar sitios web, canales digitales, campañas de marketing o correo electrónico,
  • enviar mensajes de correo electrónico, campañas y materiales a varias publicaciones,

… y muchas otras tareas más, que te invito a descubrir informándote acerca de las habilidades y capacidades de las Asistentes Virtuales o Virtual Assistants (VAs).  

Deja un comentario