Emprendedores conectados y dirigidos al éxito

Hace unos días, he tenido el placer de conversar con Giancarlo Reyna Zorrilla del blog  innselder Magazine, en el marco de en una serie de entrevistas que piensa publicar próximamente.

Giancarlo es un empresario panameño, afincado en Barcelona con su familia, con una sólida formación profesional, docente universitario, conferencista y consultor de empresas.

Desde su página personal, Giancarlo, se define como un emprendedor por convicción, con una clara  vocación de enseñar. Entre sus aficiones está la de escribir, especialmente literatura empresarial y por ello ha publicado un par de  libros sobre esta temática (que se pueden adquirir online) y se encuentra trabajando en varios proyectos editoriales más, que verán muy pronto la luz.

El porqué de la entrevista

Como te dije, Giancarlo edita regularmente su blog Innselder sobre modelos de negocio, marca personal, innovación y creación de valor y a raíz de eso, hemos tenido una charla sobre algunos temas que nos interesan a ambos y que tienen que ver con emprender, optimizar recursos, teletrabajo, marca personal y asistencia virtual.

Creo que te va resultar muy interesante lo que compartimos como emprendedores conectados y dirigidos al éxito, porque sé que estás alineado con esta forma de pensar. Así que, sin más preámbulos, te invito a leer la entrevista:

 (1) El core business del negocio

«Un empresario debe enfocarse en las cosas que se le dan bien dentro de su actividad y delegar o automatizar el resto»

— Me gusta insistir en el  blog que un Profesional Empresario debe ser capaz de identificar su “core business”, es decir la actividad del negocio que crea valor y que aporta una competencia distintiva y dedicarse exclusivamente a ello, entendiendo que todo lo demás es delegable.  A veces la gente me pregunta que si acaso lo delegable es lo menos importante y siempre contesto que no hay que confundirlo.  Seguramente todas las actividades de una empresa son importantes, pero no todas crean valor ni aportan una competencia distintiva.  Yo creo que tu giro de actividad justamente va en esta línea, lo que haces en VA Spain es tu core business pero, justamente son las actividades que son delegables para un emprendedor que es tu cliente.   Me gustaría tener tu opinión al respecto y saber cómo los servicios de asistencia virtual pueden ayudar a que los emprendedores se centren en su actividad.

— Coincido contigo, Giancarlo, en que para trabajar con la mayor efectividad posible, un empresario debe enfocarse en las cosas que se le dan bien dentro de su actividad y delegar o automatizar el resto.
Entre los distintos aspectos de un negocio que todo empresario tiene que manejar a diario figuran muchas tareas que demandan tiempo y que pueden resultar monótonas o poco satisfactorias pero que alguien tiene que hacerlas.
En esta idea es donde he encontrado yo el core de mi propia actividad como Asistente Virtual: ayudar a profesionales, pequeños empresarios o emprendedores en todas esas tareas que no les gustan o no saben hacer, para que puedan dedicarse al negocio en sí: a la generación de nuevas ideas, nuevos productos, a captar nuevos clientes o simplemente, liberar tiempo para disfrutar de la familia.
Contrariamente a lo que pueda pensarse, los servicios de una Asistente Virtual no son caros si se tiene en cuenta que una VA profesional trabaja enfocada en resultados, optimizando el tiempo y los recursos al máximo.
 

(2) Un modelo de negocio adecuado para emprender con un nivel de inversión bajo

— Cuando se trata de crear una empresa, mucha gente piensa que se trata de una misión imposible y que se requieren un sinfín de recursos.  Creo que en tu caso has demostrado que tener una empresa sin empleados, a través de internet y sin oficinas es posible, ya que todas estas características forman parte de tu modelo de negocio.  A los lectores del blog les será de mucha utilidad saber cómo ha sido este proceso, porque te has decantado por esta actividad y que recursos han sido necesarios para lograrlo.

— Como sabes, provengo de Argentina, donde he sido secretaria presencial durante buena parte de mi vida y reconozco que Internet me ha apasionado desde sus comienzos.
Una vez hecho un análisis de las cosas que verdaderamente me gustan y de las capacidades que he desarrollado a lo largo del tiempo (ya sea por mi formación o por la experiencia adquirida a lo largo de años) encontré que la Asistencia Virtual reunía buena parte de ellas y comprendí que, como actividad profesional, era lo que me iba  permitir sacar lo mejor de mí y brindárselo a la gente.
El principal recurso que estoy utilizando desde el comienzo de mi negocio de Asistencia Virtual es tiempo: tiempo en capacitación constante, en perfeccionamiento.
Incluso, invierto parte de mi tiempo trabajando gratis en proyectos en los que me interesa participar, sencillamente, porque aprendo algo nuevo o porque contribuyen a mi crecimiento personal.
Como otros recursos “físicos”, tengo un pequeño espacio de trabajo montado en mi propia casa, a modo de oficina y un blog (www.vaspain.com/blog) es lo que me da visibilidad en la red, a través de él, difundo la Asistencia Virtual y explico todas las posibilidades de aplicación de la misma.
 

(3) Un ejemplo de diferenciación profesional

«La modalidad del teletrabajo es cada vez más fuerte en un mundo globalizado»

— El concepto de “commodity” que se refiere a productos que son fabricados en masa o de los cuales existen grandes cantidades disponibles, ha sido aplicado muchas veces a las profesiones, concretamente a aquellas en las cuáles existen muchos titulados y que son fáciles de reemplazar.  No obstante, tu caso es un buen ejemplo de que no existen profesiones commodities, en todo caso existen profesionales commodities.  Ante un camino aparentemente tranquilo en el cuál podias seguir ofreciendo servicios de atención al cliente y/o de asistencia administrativa en una empresa, tu decidiste convertirlo en tu propia empresa.  Respecto a esta decisión, cuéntanos un poco el ¿Por qué? ¿Cómo? y ¿Cuándo?

— La modalidad del teletrabajo es cada vez más fuerte en un mundo globalizado y, como tengo espíritu emprendedor, comprendí que esto podía convertirse en una empresa primero, cuando vi que podía desarrollarme y sacar lo mejor de mí misma y segundo, porque en la actualidad existe una demanda creciente en asistencia virtual y la tendencia me indica que continuará así en los próximos años.
 

(4) La marca personal, cuenta

«…mi marca personal es algo que se está desarrollando, poco a poco…  Soy muy cuidadosa, muy responsable y no pierdo de vista que hay que tratar de aportar valor.»

— Este cambio profesional que decidiste dar en su momento ha producido como consecuencia que tu marca personal se haya desarrollado.  Estoy convencido que muchas veces es un proceso que puede ser incluso hasta inconsciente.  Al fin y al cabo, si la marca personal es la huella que dejamos cuando ya no estamos presentes, entonces todos la tenemos.  ¿El desarrollo de tu marca personal ha sido un proceso consciente o no? ¿Cómo ha influido en tu actividad?

— Cuando comencé no sé si tenía tan claro el concepto de la marca personal como tal, pero sí fui, tomando conciencia de que la gente me recuerda por dos de mis características personales: mi simpatía y mi eficiencia.
Entonces ¿por qué no apoyarme en esas fortalezas para diferenciar mis servicios de los del resto de la competencia?
A día de hoy, trabajo con mis clientes por medio de reuniones online en las que discutimos algunos aspectos de sus respectivos negocios y me otorgan la libertad de opinar como parte integrante. En otros casos, realizo los trabajos previamente encomendados, sin necesidad de que el cliente tenga que estar pendiente de ello, con lo cual se despreocupa y puede, como dijimos al principio, centrarse en el eje de su actividad.
De manera sutil, mi marca personal es algo que se está desarrollando, poco a poco, con una creciente presencia online y con constancia. Soy muy cuidadosa, muy responsable y no pierdo de vista que hay que tratar de aportar valor. 
 

(5) “Coopetencia” como modelo de trabajo

 «Hoy más que nunca es necesario organizarse, delegar y trabajar en equipo, codo a codo»

— El concepto de colaboración, incluso con la competencia, es algo que he venido desarrollando desde hace algún tiempo y estoy convencido que es una buena forma de hacer negocios.  Cuando lo explico, hay gente que se me queda viendo con cara de sorpresa pero hay algo que he visto en tu blog que me hace reafirmarme en esta idea y es que veo que colaboras con Mary Tomasso que también es asistente virtual.  Yo recomiendo a mis lectores a que busquen espacios de colaboración con otros profesionales que puedan complementar los servicios que ofrecen.  Me gustaría saber tu opinión al respecto y qué recomendaciones les darías en este sentido.

El aspecto de la coopetencia es muy importante hoy en día, es  decir, cooperación y no competencia. Estoy encantada de poder presentar algunos testimonios de clientes satisfechos en mi blog, porque esto contribuye a derribar barreras y a crear confianza en los nuevos prospectos.  En el caso particular de mi colega Mary Tomasso, hemos establecido una relación de mutuo apoyo y colaboración, en la que ambas nos beneficiamos tanto a nivel personal como profesional. Es lo que suele llamarse una “alianza estratégica” y es lo que propugno en todos los ámbitos: hoy más que nunca es necesario organizarse, delegar y trabajar en equipo, codo a codo. 
 

Una reflexión final

«Lo primero que le diría a todo emprendedor, desde mi experiencia personal, es que tengan una propuesta clara y diferenciadora en el mercado»

— Graciela, ¿cuál sería tu reflexión final para esta entrevista?

Lo primero que le diría a todo emprendedor, desde mi experiencia personal, es que tengan una propuesta clara y diferenciadora en el mercado.  Si haces lo mismo que el resto de profesionales de tu sector, más tarde o más temprano estarás compitiendo por precio y no por el valor percibido de tus servicios.
Segundo, para emprender hay que basarse en lo que verdaderamente te apasiona. Si comienzo un proyecto sobre los videojuegos porque están de moda, pero a mí los videojuegos no me interesan especialmente, al poco tiempo vería marchitar mi idea por falta de sostenibilidad. En cambio, si lo que me mueve es la pasión, fácilmente encontraré ese “combustible” que mantenga todo funcionando.
Tercero, no enamorarse de una idea porque el vecino la implementó y le fue bien con ello. Hay que hacer un análisis concienzudo de la viabilidad de un proyecto antes de lanzarse y por último (y no menos importante) perseverar. Los resultados se consiguen a partir de un duro y constante trabajo en la dirección trazada, sin perder de vista los objetivos.

— Graciela, nos quedamos con estas reflexiones finales que has aportado: propuesta de valor + pasión por tu proyecto + estudio de competencias + perseverancia.  Sin duda una receta que facilita el logro de los objetivos.

Agradezco tu colaboración y el tiempo que has dedicado a dar respuesta a las preguntas de esta entrevista.  Sin duda será un aporte de interés a la comunidad de los Profesionales Empresarios.

¡Gracias por permitirme compartir mi experiencia con tus lectores, Giancarlo, ha sido un placer charlar contigo!
 

Espero que haya sido de tu agrado y no dudes en dejarme un comentario a continuación!

 

Deja un comentario